Cláusulas suelo encubiertas

Se ha hablado mucho y se sigue hablando acerca de la legalidad y la ética de las cláusulas suelo en los préstamos hipotecarios con tipo de interés variable. No son pocas las entidades financieras que defienden este tipo de prácticas amparándose en su legalidad, y son más aún las que lo utilizan. En realidad en el sentido estricto legal podemos decir que son legales, ya que en la Ley Hipotecaria española no hay ninguna referencia en contrario. En cambio se pueden convertir en ilegales debido al carácter abusivo y cuando aún muchas entidades no explican a sus clientes en qué consiste una cláusula de este tipo y que consecuencias económicas puede llegar a tener.

¿Qué es exactamente una cláusula suelo?

Podemos decir que es una cláusula que determina el tipo de interés mínimo a aplicar en los préstamos independientemente de las condiciones del mercado y de la evolución del principal índice de referencia, EL EURIBOR.

Por ejemplo, si tenemos pactado un tipo de interés referenciado al EURIBOR (pongamos un 2%) más un 1%de diferencial, el tipo de interés que nos aplicaría el banco para calcular la cuota de la hipoteca sería el 3% durante el período de revisión (lo normal anual). ¿Pero qué pasa si el EURIBOR  baja a los niveles actuales en torno al 0,55%? La cuota se calcularía  con un tipo de interés del 1,55%  que supone prácticamente la mitad de ahorro en el pago de los intereses durante ese período. Hasta aquí todos contentos, salvo en algunos casos en los que seguimos leyendo en la escritura del préstamo y nos encontramos con una cláusula suelo que nos indica que el tipo de interés mínimo aplicable a la operación no podrá ser inferior a un 3% con lo cual la bajada del tipo de interés queda sin efecto y al cliente pase lo que pase seguirá pagando el 3% de interés. Por otro lado, el banco pase lo que pase seguirá cobrando el 3% de interés…

¿Qué es el suelo encubierto?

En la actualidad, algunas entidades para desmarcarse del resto y reflejar sus buenas prácticas en estos momentos, presumen de tener ofertas financieras para contratar préstamos hipotecarios sin cláusula suelo. Y técnicamente podemos decir que es así, pero permítanme que no las felicite. Lo que están haciendo es aumentar descaradamente el diferencial por ejemplo hasta un 3,5% o un 4% de forma estándar. De esta forma podemos negociar un hipoteca sin suelo pero con un diferencial del 4% lo cual se presume como un SUELO ENCUBIERTO, o lo que es lo mismo en vez de llamarlo suelo ahora se llama diferencial. Eliminan el concepto de suelo pero lo esconden detrás del diferencial. Es como cuando el Gobierno habla de reformas estructurales en lugar en recortes, o de ayuda financiera en lugar de rescate.

Prácticamente  8 de cada 10 entidades en el pasado mes de mayo estaban ofreciendo condiciones superiores al 3,00% de diferencial y 4 de cada 10 directores de entidades reconocía este hecho según mi propia experiencia profesional. Les aseguro que no son datos sesgados, ni maquillados estadísticamente, ni nada por el estilo.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s